FISHING SEA LION !! THE TIME !!

Buenos amigos seguimos en tiempos de lubinas y como habíamos avisado Raúl este año no se lo iba a perder

 

Con un resultado no genial...¡si no increíble! ya que sólo ha ido a pescar 6 veces en dos meses ya que el escenario ideal para los róbalos no se ha dado bien.

 

Para hacer esta pesca hace falta temporal y grandes olas, una pena para un año tan bueno de lubinas .

Este día que  os mostramos Raúl eligió ir a pescar, pues habían olas y se planteaba una buena jornada.

 

Llamó a varios amigos, pero por razones laborales no pudieron acudir.

 

La soledad no asusta a Raúl, que como un valiente se decidió a ir solo y no fue la única vez en estos días de rastreo de lubinas.

Y otra vez turrón ¡pero esta vez del duro!

 

Llegó al pesquero sobre las 12 de la mañana , sólo y tranquilo se puso a montar y sobre la 1 de la tarde ya estaba el equipo pescando en el agua.

 

Eran factibles las capturas pues era un día deseado y perfecto con  grandes olas y aguas medias claras.

 

El cebo empleado como siempre sepia fresca , carne ideal para este pez.

 

El aparejo es mismo del los capítulos anteriores , se trata de plomos de agarre y un sistema quita enredos para que el aparejo pueda aguantar dicho temporal .

La picada fue impresionante.

 

Sobre las 14:00 que más o menos acababa de llegar Raúl a pescar y detecta una gran picada-

 

Él estaba a unos 30 metros de la caña, muy lejos de ella ya que Raúl estaba sentado al lado de su mochila.

 

¡El lío estaba montado!

Raúl corriendo buscaba su cámara de la mochila para poder grabar dicho video pero no atinaba...¡ni encontraba la cámara ni podía abrir las cremalleras de la mochila mientras veía que la caña no paraba de soltar hilo y de doblarse.

 

A pesar de todo eso no se rendía ¡quería grabar el pez y al mismo tiempo se lo estaba jugando ya que la caña seguía sola!

 

Por fin la cámara apareció  y salio corriendo para coger esa caña abandonada que no paraba de soltar hilo. La lucha fue increíble y muy dura. Después de una rato Raúl se puso a grabar solo con su cámara subjetiva que llevaba en su cabeza

 

Al final tanto ajetreo mereció la pena, ¡el resultado un video espectacular y captura increíble a pleno luz del día!

 

Felicidades Raúl y animamos a todos a buscar este año las lubinas.

 

¡Buenas pescas a todos!.

EL VIDEO